Linfocitos altos

© Ed Uthman. Infectious MononucleosisImagen típica de linfocitosis, en un niño de 16 años con mononucleosis infecciosa

La linfocitosis es un incremento en el número o la proporción de linfocitos en la sangre. Se detecta con un hemograma completo y se presenta cuando el número de linfocitos es mayor que 4000 células por microlitro de sangre para adultos, 7.000 en los niños mayores y 9000 en los bebés. 1

Los linfocitos son un tipo de leucocitos o glóbulos blancos. Son una parte importante del sistema inmunitario, ya que ayudan a defender las células del cuerpo contra patógenos extraños. Los tipos de linfocitos son los linfocitos T, linfocitos B y las células NK.

Distinguimos entre linfocitosis absoluta y relativa. En el primer caso, aumenta el número total de linfocitos en la sangre. En el segundo caso, sólo aumenta el porcentaje de linfocitos respecto al total de leucocitos. 2

Síntomas

Los síntomas de la linfocitosis pueden ser inducidos por infecciones, trastornos linfoproliferativos, como leucemia linfocítica crónica, sentimientos de malestar general, dolor de garganta, fiebre, adenopatías, linfocitos atípicos en la sangre que aumentan debido a estímulos antigénicos, y muchos otros.

Causas

La linfocitosis ocurre sobre todo en niños. Las causas de la linfocitosis absoluta pueden incluir:

  • Infecciones virales agudas, como la mononucleosis infecciosa, hepatitis, citomegalovirus.
  • Otras infecciones agudas, como la tos ferina.
  • Infecciones por protozoos, como la toxoplasmosis y la enfermedad de Chagas.
  • Infecciones bacterianas crónicas como la tuberculosis o la brucelosis.
  • Cáncer, especialmente del sistema linfático
  • Fiebre mediterránea
  • Quemaduras solares

Las causas de la linfocitosis relativa incluyen infecciones virales agudas,

  • Infecciones virales agudas, como las paperas o la rubéola.
  • Enfermedades del tejido conectivo
  • Tirotoxicosis
  • Enfermedad endocrina de Addison
  • Esplenomegalia (agrandamiento del bazo)

Tratamiento

La linfocitosis en sí no es una enfermedad, sino que es un síntoma de otro problema. Por lo tanto, para abordar la linfocitosis, se debe tratar el problema de salud subyacente para disminuir la necesidad de producir más células para proteger el cuerpo contra las infecciones.

Referencias

  1. “Lymphocytosis (high lymphocyte count)”. Mayo Clinic. Consultado el 2 de diciembre de 2014
  2. Gotthard Schettler, Heiner Greten (Hrsg.): Innere Medizin. Verstehen, Lernen, Anwenden. 9ª ed. Thieme Verlag, Stuttgart 1998, ISBN 3-13-552209-1.